Ago 192015
 

Matías Alé vuelve a apostar por el amor tras su controvertida separación de Sabrina Ravelli, y ahora atrapó en sus redes a una monísima joven cordobesa.

María del Mar Cuello Molar es la rubia de 23 años que le dejó esquirlas en su corazón desde que la conoció en Carlos Paz, durante el último verano.

“Sí, la conocí cuando estaba haciendo teatro. Pero como cada uno estaba en su vida, recién empezamos a salir en Semana Santa. Es muy loco, llevamos cuatro meses juntos y me parece que fueron diez años, ya que es una relación muy intensa en todo sentido, muy linda y llevada con mucha pasión. Es cierto que nos llevamos quince años, y por eso entiendo las cosas que ella aún debe experimentar”, confiesa el actor en Caras, desde las playas de Tulum, en México, donde festeja su cumpleaños junto a su amor.

María es bellísima, muy madura y muy con los pies sobre la tierra. Debe haber sido por los años que vivió en el exterior con su familia, y a diferencia mía es muy para adentro. Por eso me la paso todo el tiempo incentivándola, creo que es una relación que cayó en el momento justo. No es fácil conocer en este medio a una persona así, un medio en el que las personas te cuestionan lo que hacés y a cada rato aparecen terceros que inventan cosas”, revela Alé.

“Siempre soy de apostar a las relaciones, de enamorarme. Y creo que todas van siendo diferentes, vas conociendo gente y vas creciendo, y con esto no quiero herir susceptibilidades ni dañar a gente que compartió momentos conmigo. Pero hoy me siento diferente, experimentando sensaciones nuevas. A tal punto que en esta temporada prioricé menos mi trabajo y le dije que no a algunos proyectos para dedicarle más tiempo a María. Quiero apostar a pleno por ella, y por eso dejé de hacer cosas para darle seguridad y demostrarle que los dos mundos, tanto el mío como el de ella, son igual de importantes”, cierra, enamoradísimo.

Matías Alé y María Matías Alé y María Matías Alé y María

Fotos: Revista Caras


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.