Ago 202015
 

Una mujer que quiso presentarse como Sabrina, realizó una grave denuncia contra Javier Bazterrica, el hombre acusado de estafar a varias mujeres entre ellas a la hermana de Flavio Mendoza.

La mujer, que no quiso mostrar su rostro, fue entrevistada por Nosotros a la mañana y relató su historia con el “gigoló”.

“Lo conocí en el 2003 con el nombre de Maximiliano Esporlever. Me dijo que era jugador de polo y que era el nieto de Amalita Fortabat. Me conoció en un restó. Me propuso ayudarme con la plata de mi viaje a España. No vino a seducirme, vino a ganarse mi confianza. Después inventa una historia con mi novio… le creí. Tuve sexo con él con consentimiento“, explicó la mujer.

Sabrina se encontraba en pareja y Bazterrica le sacaba fotos “todo el tiempo”. Luego contó que el gigoló empezó a amenazarla con mostrarle las fotos a su novio “si lo dejaba de ver”.

Minutos después contó: “Quedamos en encontrarnos en Capital. Cuando me subo a la limusina me hace aspirar un frasquito. Me dio una sensación hermosa, se me aflojó el cuerpo. A él le gustaba el tema de lastimar. Le daba placer lastimar, forzar a la mujer. Al principio aceptaba porque era nuevo y raro, pero la última vez se le fue la mano. Tuve una sobredosis. Se fue, me dejó abandonada en el hotel. Estaba marcada, mordida, no me podía sentar, me ardía todo. Me encontraron de una manera horrible”.

Además de acusarlo de haberla inducido a las drogas, la mujer contó que Bazterrica la dejó embarazada. “Me compré un test de embarazo y me dio positivo. Me lo saqué y me arruinó la vida. Yo me tuve que hacer un aborto. Me tuve que sacar a alguien de mi cuerpo por él”.

“Él no es un gigoló, es un enfermo mental que va cagándole la vida a la gente como me la cagó a mí”, sentenció.


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.