Ago 222015
 

Por Julieta Mondet | Publicado en la edición impresa de Diario Perfil

“Estoy muy tranquila”, se limitó a decir sin querer ahondar en detalles. Como si estuviese en una etapa de introspección, desde que se conoció su separación de Jorge Rial, Mariana “Loly” Antoniale no volvió a aparecer en la tele ni a mostrarse en eventos, y menos a tuitear con la asiduidad que solía hacerlo. Desde entonces, poco y nada se sabe de ella. Sin embargo, esta semana volvió a aparecer en escena luego de que el jugador Daniel Osvaldo la mencionara en un furioso cruce en internet con el conductor de Intrusos.

Provocador, y luego de que Rial lo condenara públicamente por su actitud como padre, Osvaldo escribió: “@rialjorge ya te voy a cruzar, no te preocupés… Mirá que no te conviene que hable… Buscate un laburo digno, viejito…”. Y a eso le agregó una foto donde se podía ver el número de teléfono de Loly. Aunque se trataba de uno que ya no pertenece a la modelo, de todos modos Osvaldo logró su cometido: generar las dudas acerca de si tuvo alguna relación con Antoniale.

@rialjorge ya te voy a cruzar no te preocupes… Mira q no te conviene q hable… Buscate un laburo digno viejito… pic.twitter.com/Qcn6wA0VSk

— Dani Osvaldo (@danistone25) agosto 20, 2015

Entonces, la modelo abandonó el bajo perfil y le respondió desde la red social: “Serán tus ganas, chopán” (“pancho” al revés). Y además, accedió a una charla teléfonica con PERFIL.

Serán tus ganas CHOPAN @danistone25

— MARIANA ANTONIALE♏️ (@loly_anto) agosto 20, 2015

Desde su departamento (y no en Miami como circuló por Twitter) y mientras Rial termina su relación con Agustina Kämpfer, Loly sorprendida dijo: “¿Qué, ya estoy embarazada?”, ante la consulta de este diario para luego desterrar los rumores sobre el jugador y explicar su presente.

—¿Conocés a Daniel Osvaldo?
—No, jamás lo vi. Nunca fui infiel, ni con un mensaje de texto engañé. Soy una gran mujer. Tantas veces me ensuciaron y no entiendo el porqué.

—¿Estás en pareja?
—No tengo nada que aclarar.

—Rial rehizo su vida rápidamente con Kämpfer. Algunos dudan sobre esa relación… ¿Qué opinás?
—Bueno, él es él; es grande y sabe lo que hace.

—¿Y qué te pasó cuando lo viste con Kämpfer?
—¡Me pareció perfecto! Él elige, es su vida. No soy nada de él como para decir si está bien o mal. Es su vida y la vive como quiere, como yo vivo la mía.

—Pero ustedes se iban a casar, y de repente se separan y él empieza otra relación con una persona conocida.
—Y… (dice estirando la letra) bueno. Te lo tendría que responder él. Son sus tiempos. Que sea muy feliz.

—¿Pudiste rehacer tu vida amorosa o estás de duelo?
Prefiero no responder eso. No expongo más mi mundo privado. La vida ya me enseñó. Cuando se tiene que mostrar lo lindo está todo bien. Pero cuando vienen las cosas feas, ¡las sufro! De hecho, sufrí mucho por amor. Por eso tengo un perfil más bajo.

—¿Pero estás en pareja?
—Estoy tranquila. Y si algún día me muestran con alguien no está mal. Tengo 27 años, mi vida sigue. Y yo sigo creyendo en el amor. Todo lo que tenga que ser para mí llegará a su tiempo.

—¿Cómo es tu presente?
¡Lo único que me importa es ser feliz! Tener mi trabajo, a mi familia, ¡y a un hombre que me quiera! Recibí varios golpes duros de la vida. Todo lo tomo como un aprendizaje.

—¿Tenés propuestas laborales para el verano?
—No aún. Pero sigo con campañas y desfiles. Me encanta hacer teatro y si pudiese, elegiría trabajar en Córdoba.


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.