Ago 252015
 

Su caso genera permanentes muestras de admiración y asombro. Desde que Alessandra Rampolla (41) tomó la decisión de hacerse un by pass gástrico en agosto de 2008, cirugía que le practicaron los mismos médicos colombianos que intervinieron a Diego Maradona (54), su cuerpo y sus curvas mutaron de manera sorpredente. La sexóloga y presentadora de televisión portorriqueña llegó a adelgazar unos 38 kilos, reemplazando esa imagen de obesidad por la de una sensual especialista en temas tan movilizantes como atrapantes. Y los resultados de esa nueva fisonomía no pasaron inadvertidos para los directivos de Lody Lingerie, marca que eligió a la Rampolla como imagen de su línea Lody Perfect. Pensaron en ella por considerarla ícono y tendencia “anti bodyshammingh”, término que alude a mujeres seguras de si mismas y que no sienten vergüenza de su cuerpo.
La presentación se realizó en La Mansión del hotel Four Seasons, y esta vez Alessandra no estuvo acompañada por su joven novio, el técnico en sonido portorriqueño Robert Connelly Nadal (29), doce años menor que ella. Con la presencia de invitadas especiales que se identifican con su historia de vida, como Liz Solari (32) y Barbie Simons (34), Rampolla lució espléndida su sugerente anatomía. Y revalidó su presente con confesiones que la pintan de cuerpo entero: “¿Si tuviera que definir mis sensaciones hoy? ¡Me siento valiente y poderosa! He superado nuevos desafíos, miedos, he dejado de lado varias inseguridades… Me siento como wonder women,¡¡¡powerfull!!!”, le contó a CARAS, a la vez que describió sus sensaciones cuando posó frente a las cámaras: “Me sentí muy sexy, linda, conectando y disfrutando de mi femineidad. Hoy celebro mis perfectas imperfecciones”, se ufanó la sexóloga, una palabra más que autorizada en el continente para responder inquietudes sobre cuestiones que desvelan por igual a hombres y mujeres.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.