Ago 262015
 

Era Julito Castro en “Entre Caníbales”, la serie de Juan José Campanella en Telefe. Pero Gerardo Chendo (44) es mucho más que sus personajes. Con tiras en su haber como “Chiquititas”, “Los Simuladores”, “Son amores”, “La Niñera”, “Malparida”, “El Hombre de tu Vida” y tantas otras, este actor que en un principio dedicó su carrera exclusivamente a la publicidad, hoy se proyecta como uno de los exponentes de la dramaturgia argentina.

Canta, escribe, dirige, actúa y enseña, todo eso y más. Según sus propias palabras, asume que nació “formateado en modo actor”. Su memoria personal le permitió recordar muecas, movimientos, gestos. Robando partes de personalidades construyó personajes que quedaron en la memoria colectiva como el inolvidable Bonilla de “Floricienta”, o Gaby, el abogado gay de “Aquí No Hay Quien Viva”.

En “Entre Caníbales” interpretó a un hombre ambicioso pero poco inteligente, la mano derecha de Valmora, personaje interpretado por Joaquín Furriel, y el encargado de hacer el trabajo sucio de la Municipalidad. Con una participación durante casi toda la historia, su personaje Julito ya murió en la ficción de Campanella que protagoniza Natalia Oreiro.

Sin embargo, la vida detrás del telón continúa, y su carrera también. “Descubrí que en los castings, si hacía las cosas bien, tenía un physique du rol que en la publicidad garpaba y empecé a hacer mucha propaganda y a viajar por el mundo”.

Leé la nota completa en el último número de Semanario. ¡Suscribite!

26 de agosto de 2015

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.