Mar 162016
 

La dulce e inocente nena que cumplió su sueño de actuar en “Chiquititas”, allá por 2006, hoy se convirtió en la perversa de la novela “Los Ricos no Piden Permiso” de El Trece. Además de su belleza, Eva De Dominici (20) se destaca por la compleja personalidad que supo imponerle a su personaje de “Josefina”, la esposa despechada de Gonzalo Heredia. “Conocí muchas chicas como Josefina en la vida real (risas). Hay una cosa muy particular de una piba de San Isidro que es muy refinada para comer con palitos y para sentarse a una mesa, pero tiene algo fallado en su educación”, asegura la actriz de Multitalent Agency. Y luego agrega: “La novela marca el clasismo. Ya desde el título tiene algo cierto. Esa prepotencia de llevarte el mundo por delante, por tener plata… Pero a la vez, mi personaje es súper infeliz. No la quiere nadie. Es perversa; mala por naturaleza”.
Eva, que también tuvo su paso por “Patito Feo” cuando era una adolescente, cuenta que a la hora de preparar su papel pensó en mucha gente “real”, y no en papeles famosos de la ficción:
“Mi personaje es muy intenso; fue infiel, pero cuando su pareja la empieza a engañar ella se vuelve loca porque siente que no puede perder. Es muy humano ese costado, le pasa a muchas mujeres que hacen locuras para que su hombre no se les vaya… Dicen ‘¡esta mina está loca’! pero pasa en la vida real. Siempre podés sacar más de la realidad que de la ficción para hacer un personaje”.
A pesar de que hoy muestra la misma pasión por su trabajo que cuando era muy chiquita y arrancó en la televisión, Eva no siempre tuvo un camino llano hacia la fama “Sé que hay cierto prejuicio con las chicas que hacen de lindas o de modelo y yo nada que ver. Puede gustar como actúo o no, pero siempre intento aprender”, asegura Eva quien hoy es su más fuerte crítica a la hora de verse en la pantalla. “A veces veo en la novela escenas que no me gustan y me quiero matar. ¡Sé que tengo que mejorar! De chica aprendí que no todo es color de rosa y eso me ayudó. Mi click fue a los 16 años, pensé ‘o me convierto en una boluda o hago algo para aprender a actuar y crecer’. Yo creo en el trabajo y soy ambiciosa y quería romper con la imagen de “Chiquititas” para mostrar lo que soy. Ser la mala me sirve para dejar atrás la nena linda”.
Uno de los puntos de inflexión de la novela es el conflicto amoroso entre Heredía, Eva y Agustina Cherri. En la tira la infidelidad está a flor de piel como eje de relaciones enfermizas. En la vida real, la joven actriz del filme “Sangre en la Boca” sólo tuvo un novio y se siente muy lejos de las complicaciones amorosas de su personaje. “ Hoy estoy sola pero entiendo que cada pareja es un mundo y la infidelidad no es sólo parte de la ficción. Sucede y es cada día más normal. De chica la idea de la familia era como un cuento de hadas. Pero vas creciendo y te das cuenta que no es tan así. Como nunca estoy de novia, no soy infiel”, aclara Eva. Y, como para evitar confusiones agrega: “Yo podría ser esa mujer engañada porque soy re confiada, tengo celos pero me los guardo (risas). Ahora estoy sola porque no salgo de mi casa. Un sábado a la noche me quedo mirando Netflix. ¡Soy una abuela! (risas). La ‘onda boliche’ y el ruido, no son para mi . Yo ya tengo una personalidad así… No creo que a los 40 me agarre y empiece a salir a lo loco (risas)”. Eva cuenta que en su vida no todo entra por los ojos y que el amor pasa por la inteligencia: “Me enamora la gente que está buscando siempre la perfección. El que hace las cosas bien, la admiración es amor…”
Heredia, su compañero en pantalla, había declarado que en algunas escenas románticas le daba un poco de pudor estar con alguien de la edad de Eva, 13 años menor. A lo que ella con una carcajada responde que la diferencia de edad no es un tabú pero le cuesta que su familia la vea en escenas subidas de tono: “Con Gonzalo ya habíamos trabajado en Chiquititas pero yo era una nena. Después crecí y se emparejó la cosa. Estoy acostumbrada a trabajar con gente grande… Y en la vida real recontra estaría con alguien de su edad. No me parece un problema. No tengo prejuicio con la diferencia de edad”, completa.
Hoy Eva De Dominici repite que se siente feliz y orgullosa de su gran momento interpretando a “la gran mala” de la tele. “A veces yo le digo al director de la novela ‘¿Te parece tanta maldad?’ . Y él me responde riéndose: ‘¡Más bien! Es un culebrón y vos sos la mala’. Es como volver a escuchar el “Maldita lisiada”, la frase célebre de la exitosa novela de los ‘90 “María la del Barrio”, concluye la actriz con una sonrisa que refleja el amor y la dedicación que le pone a todo en la vida.

The post Eva De Dominici, la perversa de “Los Ricos no piden permiso” appeared first on Caras.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.