Mar 172016
 
gym

courtesy by mensfitness.com

¡Aunque no lo creas!

Has estado comiendo saludablemente, y ejercitándote con regularidad, y aún no has registrado algún cambio en tu peso. ¿Frustrante, no?

Pues es un problema común, pero llegamos al fondo del asunto para saber qué puede estar pasando que altera tu proceso de bajar esos kilos demás.

THE TREND > El entrenador de Jennifer Lawrence nos dice qué comer entre comidas

Tu rutina de ejercicios es siempre la misma:

El error más común de las mujeres es que hacen el mismo ejercicio una y otra vez, sin hacer el más mínimo cambio. Si quieres ver un avance, ¡necesitas tener nuevos retos!

Cuando entrenes, aumenta el número de repeticiones que haces, cambiale el peso o alterna las máquinas.  Adicionalmente, tenemos la impresión que si levantamos pesas, desarrollamos mucho músculo.  Pero si quieres un físico envidiable, debes quitarte la inseguridad, ¡y atreverte a probar cosas nuevas en el gimnasio!

Sobreestimas las calorías:

Después de ejercitarte, tal vez sientas que quemaste todas las calorías y que puedes recompensar tu arduo trabajo con una pizza o un burrito.  Pero (obviamente), esta no es la mejor idea.  Muchas veces pensamos que luego de una hora de cardio o pesas  necesitamos un gran plato de comida para recuperarnos, pero mientras estés hidratada (con agua, y no bebidas energizantes) será suficiente.  En todo caso, si tienes hambre, come algo saludable para mantenerte en la línea.

Consumes mucho azúcar (o ingieres mucho alcohol):

No importa si pasas semanas siendo estricta en una dieta y ejercitándote sin parar, si tomas bebidas azucaradas estás tirando por la borda todo tu gran esfuerzo.  Demasiada azúcar es peligrosa para tu salud, malo para tu peso, y causa envejecimiento prematuro.

En la misma línea, las bebidas como las bebidas deportivas o batidos muy densos, pueden ser igualmente perjudiciales. Sustituye por agua, ya que es más barato y mejor para su cuerpo.

No haces ejercicios regularmente:

Cualquier ejercicio que tengas la voluntad de hacer con frecuencia es la mejor opción.  Siempre mezcla los deportes para que no te sientas aburrida y tus músculos se sientan constantemente desafiados.

Podrías combinar cardio con entrenamiento de fuerza. Y mucho mejor si puedes incorporar intervalos de alta intensidad, ya que investigaciones aseguran que es lo más efectivo. La idea es que se convierta en algo regular y necesario en tu vida para que puedas ver una diferencia.

gym

courtesy by Peathegee Inc/Getty Images

THE TREND > 7 razones por las que patinar son el mejor ejercicio que puedes hacer

No estás ingiriendo ingredientes naturales:

Las cosas que pones en tu cuerpo son más importantes de lo que imaginas.  Por eso debes invertir en polvos de colágeno porque contienen proteína añadida y numerosos beneficios de salud.

Aunque lo mejor que puedes hacer es seguir una dieta con alimentos totalmente naturales.  Consume verdes, y linaza para complementar una sesión intensa de entrenamiento.

Lo que comes antes de ir al gimnasio es difícil de digerir:

Lo mejor para comer antes de un entrenamiento duro es un poco de proteínas y carbohidratos complejos. Te sugerimos una manzana con mantequilla de nuez o una tortilla y verduras. Si estás comiendo algo más pesado, se puede jugar con sus resultados de pérdida de peso y haciendo que se sienta lento durante sus entrenamientos.

Estás saboteando tu entrenamiento con tu vida social:

Ir al gimnasio con las amigas es divertido y puede ser un gran motivador para no perder una clase, pero es fácil que esa hora que se supone que debes estar tonificando tu cuerpo se convierta en 60 minutos de conversación.  Presta atención en el tiempo empleado para cada cosa… ¡puedes hacer ambas!

No estás comiendo lo suficiente:

Es fácil creer que cuanto menos se come, más peso perderás. Y mientras sí debes estar controlar las porciones de los alimentos, también tienes que mantener a tu metabolismo feliz y funcionando correctamente. Si no estás comiendo lo suficiente durante el día, se ralentiza tu metabolismo y tu cuerpo entra en modo de ahorro de grasa.  Si ese es el caso, retendrás la grasa en lugar de perderlo.

No le estás dando un empujón a tu cuerpo:

Algunas veces, no importa lo mucho que trabajes una zona de tu cuerpo o vigiles tu dieta, ver resultados te resulta casi imposible.  Y tenemos que reconocer que en la industria de belleza los avances de hoy en día son significativos. Hay muchos tratamientos laser en el mercado que de verdad funcionan y te ayudan a conseguir el cuerpo que deseas.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.