Mar 172016
 

Camila Rajchman, “la rubia de Rombai“, se refirió a su salida de la banda, e indicó cuál fue el punto de quiebre que precipitó su decisión: su criticada actuación en el Festival de Villa María.

“Hubo un punto en el que se desvirtuó todo, nos quedamos muy tristes con la performance. No quedamos para nada a gusto. Compartimos escenario con Soledad, Abel Pintos y Lali Espósito y nosotros estuvimos lejos de estar como queremos”, indicó, en el programa uruguayo Desayunos Informales.

“La verdad es que no hay excusas, pero a mí lo que me pasó fue que no me escuchaba y para mí es re importante. Yo canto muy bajito con respecto a cómo suena el resto de la banda y por eso si no me escucho por mi aparato, no me escucho por ningún lado, porque los monitores no alcanzan mi volumen. No nos dejaron que operara nuestro sonidista ni monitorista, entonces me puse re nerviosa y no lo pude manejar. Creo que lo tendría que haber manejado mejor, pero la verdad es que no pude“, argumentó Camila.

La decisión fue tomada en conjunto. Creo que porque todos estamos enfocados en que la prioridad es Rombai. Para mí, cuando empezó, era una banda de amigos que nos re divertíamos y hacíamos boludeces. Pero la gente se involucró, nos quiso y nos pedía más de verdad. Creo que crecimos demasiado rápido y llegó el momento de priorizar lo musical y no lo que queremos o sentíamos”, agregó.

“Creo que todos estábamos sintiendo que había que dejar crecer a Rombai. Yo llegaba a casa y pensaba: ‘qué tristeza si soy yo la que está frenando a mis amigos’. Obviamente lo que menos hubiese querido es esto, pero siento que es lo que está bien para ellos. Cada vez hacíamos shows más grandes y yo lo dije siempre, no soy cantante. Y tampoco pretendía aprender a cantar tan rápido. La gente me compró, pero lo compró en el boliche, para tener un vaso de cerveza en la mano y saltar con amigos. Pero no sé si lo compró para un show en el Luna Park”, completó.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.