Mar 292016
 

Wentworth Miller, el actor que saltó a la fama por su papel de Michael Scofield en Prison Break, viene siendo objeto de burlas en la red por su exceso de peso. Pero en las últimas horas, el actor realizó un extenso descargo sobre el tema.

Desde su alejamiento de la televisión, el actor de 43 años viene aguantando burlas relacionadas a su peso. Pero este lunes, un medio logró colmar su paciencia y estalló.

Miller usó su cuenta de Facebook para realizar un extenso descargo luego de que el sitio The Lad Bible publicara imágenes suyas con el “antes y después” junto al epígrafe: “Cuando salís de la cárcel y te enterás del monopolio de McDonalds”.

En su misiva, el actor cuenta los motivos que lo llevaron al exceso de peso y alentó a pedir ayuda a quienes atraviesan el mismo problema.

“Hoy me encontré como protagonista de un meme de internet. No es la primera vez. Esta vez, no obstante, destaca sobre las demás.

En 2010, semir-retirado de la actuación, mantuve una vida discreta por un determinado número de razones. La primera y principal: tenía pensamientos suicidas.

Ese es un tema del que he escrito, hablado y conversado desde entonces.

Pero en aquellos momentos lo sufría en silencio. Como le ocurre a mucha gente. Muy, muy pocas personas conocían la dimensión de mi lucha.

Avergonzado y dolorido, me consideraba un juguete roto. Y las voces dentro de mi cabeza me impulsaban hacia un camino de autodestrucción. No era la primera vez.

He luchado contra la depresión desde mi infancia. Es una batalla que me ha costado tiempo, oportunidades, relaciones y miles de noches sin dormir.

En 2010, en el punto más bajo de mi vida adulta, buscaba alivio/consuelo/distracción en todas partes. Recurrí a la comida. Podría haber sido cualquier otra cosa. Drogas. Alcohol. Sexo. Pero comer fue lo único que deseaba. Lo único en lo que contaba para salir adelante. Hubo temporadas en las que el mejor momento de la semana era mi comida favorita y un nuevo episodio de Top Chef. A veces, eso era suficiente. Tenía que serlo.

Y aumenté de peso. Menudo puto problema.

Un día, paseando por Los Ángeles con un amigo, nos cruzamos con un equipo de televisión grabando un reality. No me di cuenta de que había paparazzi por allí. Me sacaron unas fotos que fueron publicadas junto a otras de otros momentos de mi carrera. ‘De galán a gordo’. ‘Michelines en forma’. Etc.

Mi madre tiene uno de esos “amigos” que siempre es el primero en darle las malas noticias. Juntó esos artículos de una famosa revista y se los mandó por correo. Entonces ella me llamó, preocupada.

En 2010, mientras estaba luchando por mi salud mental, aquello era lo último que necesitaba.

Resumiendo, logré sobrevivir. También lo han hecho las fotos. Me alegro.

Ahora, cuando me veo en esa foto con mi camiseta roja, una sonrisa extraña aparece en mi cara, me acuerdo de mi lucha. Mi resistencia y mi perseverancia ante toda clase de demonios. Algunos internos. Otros externos.

Como un diente de león que crece entre el pavimento, persisto.

De todas formas. Aun así. A pesar de.

La primera vez que vi este meme en mis redes sociales, tengo que admitir que me costó respirar. Pero como con el resto de cosas de la vida, soy yo quien le da significado. Y el significado que elijo darle, mi imagen, es Fuerza. Curación. Perdón.

A mí mismo y a los demás.

Si tú o alguien a quien conoces está luchando, hay ayuda disponible. Pídela. Manda un mensaje. Manda un e-mail. Llama por teléfono. Hay quien se preocupa. Están esperando para escucharte. Mucho amor.

W.M”

Today I found myself the subject of an Internet meme. Not for the first time. This one, however, stands out from the…

Posted by Wentworth Miller on lunes, 28 de marzo de 2016


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.