Mar 302016
 
yogacat

Courtesy by Corbis Images

Existe el hot yoga, y power yoga.  Y si eres un fan de esta práctica pero querías probar algo nuevo este año no necesitas buscar más.  Ahora existe el yoga con gatos.

En realidad, no es exactamente nuevo.  Todo empezó con los cafés para felinos, moda que comenzó en Asia a finales de los 90′s.  Hoy en día hay en todo el mundo, y numerosos refugios de animales comenzaron a asociarse con cafés y centros de yoga durante el 2015 para ofrecer clases acompañados por gatos.  Y desde que abrió Meow Parlour en Nueva York el año pasado, hacer este ejercicio junto a los mininos se ha vuelto más atractivo que nunca. 

THE TREND > Te presentamos a las gurús fitness del momento en instagram

¿Sus beneficios?

Ser propietario de un gato puede disminuir el riesgo de muerte por ataque al corazón en un 30 por ciento, según un estudio de la Universidad de Minnesota; un estudio de seguimiento publicado en el Diario de Neurología Intervencionista y Vascular demostró que puede disminuir el riesgo de muerte por accidente cerebrovascular también. Aún mejor, el 10% de la gente más productiva en el mundo de los negocios comparte una cosa en común, según un estudio de la compañía de software DeskTime: toman descansos de 17 minutos cada 52 minutos para hacer cosas como videos de gatos ver en YouTube. Y hace tiempo se ha especulado que los ronroneos de los gatos pueden tener un efecto calmante en las personas.

yogacat

Courtesy by Catmosphere Sidney

THE TREND > Conoce el kale del 2016: La Moringa

Es también una forma infalible para aliviar el estrés.  Solo imagina el ajetreo del día a día y llegar a un centro donde 10 catos te reciben  retozando y tomando siestas…te pondrá de buen humor al instante.

No te asustes: tampoco es que harás 75 minutos de savasana con gatitos abrazandote con cada movimiento que hagas.  En el contexto real, los felinos son conocidos por no cooperar con nociones preconcebidas, y después de algunos signos iniciales de interés,  similares a oler nuestros dedos de los pies y el uso de nuestras esteras para rascarse, simplemente se relajan y toman una siesta cerca de tu espacio para meditar, como demostrando que están ahí para hacerte compañía pero a la vez conscientes de no molestar.

Eso sí, ¡olvidate de contar con ellos en tus respectivos selfies para instagram!

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.