Jun 132016
 

La vida no le dejó otra opción que hacerse fuerte. Ese espíritu aguerrido la llevó a convertirse en guardiana de otras mujeres y crear un refugio en el corazón del barrio Fátima, en Villa Soldati, que brinda protección y contención a víctimas de violencia doméstica

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.