Nov 092016
 
Prince Harry, Florida

Peter Byrne/PA Wire


Algunas veces el amor no es suficiente.

Wow.

Esa fue nuestra primera reacción cuando el Palacio de Kensington publicó un extenso comunicado en nombre del príncipe Harry donde se confirmó su interés romántico en la actriz Meghan Markle.

La declaración oficial de la familia real no es como la de las estrellas, nunca llama la atención sobre cosas equivocadas. No suelen compartir información sobre la vida privada de la realeza más allá de los momentos que se transforman en grandes hechos públicos.

E! NEWS > Y así es como el Príncipe Harry finalmente confirma su relación con Meghan Markle

Así que por eso nos impresionamos. Pero el contenido de la declaración es algo que realmente brindó algo de luz en el tipo de escrutinio al que Harry está expuesto como figura pública. Seguro, todos sabemos de la enorme especulación sin fin sobre cuándo el soltero de 32 años, probablemente el más cotizado del Reino Unido e incluso del mundo, finalmente encontrara una pareja.

Y estamos muy conscientes de la cantidad de tabloides, locales y extranjeros, que disfrutan de obsesionarse de cada movimiento de la realeza. Sabemos sobre las asquerosas invasiones a su privacidad, desde el escándalo de hackeo de News of the World hasta la compra de fotos topless de Kate Middleton.

Mucho más inolvidable, sabemos que la madre de Harry, la princesa Diana, fue una de las mujeres más perseguidas del mundo, y la fascinación continúa hoy en día, 19 años después de su trágica muerte a los 36 años.

E! NEWS > OMG! ¿La nueva novia del Príncipe Harry podría ser un peligro para la corona?

Harry está “consciente de que hay una significativa curiosidad por su vida privada. Nunca ha estado cómodo con esto, pero ha intentado desarrollar una coraza ante el nivel de interés mediático”, se lee en el comunicado del Palacio. “Rara vez ha tomado acciones formales contra la publicación frecuente de historias falsas que se escriben sobre él y ha trabajado duro para desarrollar una relación profesional con los medios, concentrándose en su trabajo y en los asuntos que le interesan”.

“Pero la semana pasada se cruzó una frontera. Su novia, Meghan Markle, ha sido sujeto de una oleada de abuso y acoso. Algo de esto ha sido muy público: las calumnias en la primera página de un periódico nacional; el subtexto racial de textos de opinión; el sexismo y racismo de los trolles de las redes sociales y comentadores de artículos web”.

El comunicado continúa y describe los nefastos métodos con que los medios han intentado tener acceso a Markle, sus amigos y familia.

¿Pero qué diablos es lo que pasa con “sexismo y racismo”? Ahora que lo mencionaron, no dudamos por un segundo de que eso fue exactamente lo que ocurrió después de que algunos troles del mundo descubrieran que la mamá de Markle es blanca y su papá negro. (“descubrieran”, a falta de un mejor término, porque obviamente eso no es un secreto que descubrir, es solo que los medios informan mucho más sobre la actriz de Suits que antes).

Ya sea que pocas voces se han vuelto más visibles y desagradables, o que hay más voces desagradables que sensatas y ahora tienen plataforma… todo es una vergüenza.

Así que no solo toda la adultez del príncipe Harry (y, en realidad, toda su niñez) ha transcurrido debajo del microscopio, que a pesar de todo su trabajo filantrópico y humanitarios se ha concentrado en su vida amorosa; también su primer comunicado público sobre una relación tuvo que ser un recordatorio de que por favor no acosen a su novia.

E! NEWS > El príncipe Harry y su nueva novia se refugian en Canadá

Irónicamente, expertos en leyes de medio del Reino Unido han sugerido que es tiempo de que Harry empiece a participar en el juego si quiere apoderarse de algún modo de la narrativa de su relación, que ya ha sido tratada con puntos de vista tanto de ironía prejuiciosa, proteccionismo local y envidia.

Lo que significa que Harry debe estar listo para planificar oportunidades para fotos, salidas públicas y otros esfuerzos formales. No se sabe cuándo las cosas se formalizaron para la pareja, porque hasta esta mañana todavía su relación era un rumor, sin ninguna confirmación oficial. De acuerdo a los diarios británicos Sunday Express y Daily Star, se conocieron en mayo mientras Harry estaba en Toronto y Markle lo empezó a seguir en sus redes sociales privadas para finales de junio.

Pero el Palacio de Kensington la llamó “su novia” y precisó que tenían “varios meses de relación”, así que ahí lo tienen.

Quizás este comunicado sin precedentes atacó directamente el problema, y nos avergonzó a muchos antes de involucrarnos demasiado en su relación. Sin embargo, sabemos que los problemas amorosos de Harry se extienden más allá del tema de conocer a la chica adecuada.

“¿Si este es el precio que alguien tiene que pagar por ser la novia de Harry, por qué lo harían?, le dijo una fuente al Telegraph. “Él no es ingenuo, sabe que no tiene una varita mágica y que todavía se escribirán artículos sobre ella, pero él no está preparado para aceptar una campaña que destruya su reputación”.

Y al contrario de la creencia popular, ese tipo de escrutinio para toda una vida no es para cualquiera, especialmente si luce como un pequeño precio por pagar por el príncipe Harry.


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.