Mar 312017
 

Si bien en 2013, se había informado que el actor de «Rápido y Furioso» había perdido la vida instantáneamente en California a causa del impacto del choque, nuevas evidencias demostraron lo contrario. El actor de 40 años, estaba vivo cuando su auto explotó.
Después de cuatro años, el letrado McClellan confirmó que la estrella de Hollywood murió calcinado. Según indicó, el actor quedó atorado entre el tanque de gasolina y el motor, pero aún respiraba cuando el vehículo se incendió.
El abogado informó que esto se supo debido a los restos de hollín que fueron encontrados en la tráquea del actor durante la autopsia. «Estaba respirando y no fue capaz de salir porque estaba atorado», sostuvo.
En el accidente también resultó fallecido su amigo Roger Rodas quien iba manejando al momento del choque. Tanto la familia de Walker como la de Rodas demandaron a Porsche por el accidente con el argumento de que había sido ocasionado por defectos de fabricación y seguridad. Pero en abril de 2016, la Justicia determinó que Porsche no fue responsable del incidente.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.