Abr 122017
 

Entre sus propiedades positivas contiene ácido acético, ácido málico,
sales minerales como calcio, fósforo, sodio, hierro, cobre y, especialmente, potasio, además de vitaminas como el ácido nicotínico, la riboflavina (B2) o el betacaroteno (pro vitamina A).
Entre sus acciones:
✘ Depura los intestinos y evita las fermentaciones intestinales.
✘Mejora la digestión facilitando la acción de las enzimas.
✘Ayuda a moderar el apetito.
✘ un contenido en ácido málico ayuda a movilizar y eliminar las grasas que no son útiles para el organismo.
✘ Acelera la combustión de grasas facilitando la pérdida de peso.
✘ Estimula la diuresis sin que perdamos el equilibrio del potasio.
✘ Por su aporte nutritivo, podemos considerarlo un buen remineralizante.
✘Por su riqueza en betacaroteno ayuda a proteger la piel y las mucosas, alivia
las inflamaciones o las quemaduras superficiales si se aplica localmente.
✘Es un excelente componente de muchas fórmulas naturales de belleza.
✘Tradicionalmente se ha utilizado como coadyuvante en el tratamiento de
la angina de pecho, la artritis, el asma, la fiebre del heno, la hipertensión, todo tipo
de enfermedades respiratorias, el hipo o los calambres.
✘Además de su uso en medicina y cosmética humanas, se utiliza como complemento en el tratamiento de numerosas enfermedades animales.
Cómo aprovecharlo
Una excelente forma de consumir vinagre de manzana es en ayunas, ya que,
tras el reposo digestivo, será mejor absorbido por nuestro cuerpo y aumenta-
rán los efectos positivos.
A pesar de su sabor, se trata de un alimento alcalinizante que favorece el “detox” y la oxigenación de los tejidos. Sin embargo, a pesar de que los vinagres industriales de calidad conservan algunas de sus propiedades, uno de fermentación natural y orgánico de los que suelen encontrarse en dietéticas hará la diferencia.
Se ha difundido mucho su propiedad como adelgazante natural. ¿Es esto cierto? ¡Si! Naturalmente, no hablamos de un medicamento milagroso, sino de un complemento que puede ayudar suavemente a mejorar los resultados de una dieta sana, actividad física y contacto con la naturaleza. Como dosis general y a modo orientativo, se pueden consumir 1 o 2 cucharadas de postre en un vaso de agua, al cual puede incorporársele una cucharadita de miel para aumentar las propiedades nutritivas: se beben 2 o 3 veces al día. También puede mezclarse 1 cucharada sopera de vinagre de manzana y otro tanto de miel si se desea, en 1 litro de agua y servirlo como bebida diaria en reemplazo de jugos o refrescos.
A modo de precaución, cuando consumimos vinagre de manzana de manera sistemática, los odontólogos sugieren tener cuidado de no dañar el esmalte dental, dado que la acidez del puede resultar abrasiva, para evitarlo, hay que tener la precaución de no cepillarse los dientes antes de que hayan transcurrido 30 minutos de haberlo tomado y beberlo con sorbete.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.