Abr 132017
 

Griselda Siciliani se prepara para debutar en la comedia musical Sugar, obra que fue encabezada por Susana Giménez en noviembre de 1986 y fue todo un éxito.
 
«Vivo al límite y sin culpas», aseguró la actriz de 38 años en una entrevista con la revista Gente.
 
Sobre su relación con el sexo masculino, a poco menos de un año de haberse separado de Adrián Suar, dijo que la atemorizaba la «independencia» y agregó: «Aunque yo, que en la vida soy una topadora, con los hombres no soy tan pijuda. En los vínculos suelo ser más gatita».
 
Además, Griselda relató que a Susana al principio le daba celos este regreso, pero finalmente «se copó» con el proyecto. «Luego de que Gustavo (Yankelevich) me propusiera el papel, Su me invitó al microcine de su casa. Así que vi Sugar echada con ella en una butaca, las dos muy pochocleras. ¡No me quedó pregunta por hacer! Susana impacta», explicó.
 
Por otra parte, se refirió a su vida sentimental tras su separación de Adrián Suar. Aunque el duelo es un proceso doloroso, señaló que tiene ganas de volver a enamorarse y candidatos no le faltan: «Ya superé el momento de ‘¡no quiero ver a nadie!’, de recibir un piropo por WhatsApp y decir: ‘¡¿Pero qué es esto?!’. Sé ve que vengo de una linda experiencia, porque la separación no me desencantó: me gustan mucho los hombres, los vínculos y el enamoramiento».
 
Así como posó para la revista, Griselda suele provocar desde su cuenta de Instagram, como una forma de autopublicitarse. «Subo mis fotos a Instagram y me creo una diosa. Si una no es bomba, debe esforzarse un poquito por creérsela y decir: ‘Esta soy yo’. Al fin y al cabo, nuestro trabajo es vanidad. Y yo aprendí a divertirme con ella. Conozco y amo a mi cuerpo: le pido y le doy mucho», manifestó.
 
Aunque muchos dicen que se destapó tras su separación, ella explicó que desde siempre le gustó mostrar su cuerpo sin ningún tipo de inhibiciones: «¡Decir que una mujer está ‘más hot’ porque se separó es un cliché tan machista! Hice Playboy en 2005 y con Hermosura (El Descueve) tenía una orgía, completamente desnuda, en pleno escenario. Parece que soltera una es más ‘visible’. Yo disfruto tanto desnudándome como yendo al Martín Fierro con una polera de Ramírez. Me divierte el juego de la imagen, de la provocación. Todos deberíamos disfrutar así de nuestro cuerpo, sea como sea, tengamos la edad que tengamos. ¡Mostremos más!».

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.