Abr 272017
 

 

Para disminuir la generación de basura y proteger el medio ambiente, desde enero los comercios no entregan más bolsas descartables. Las reemplazan las reutilizables, que vienen en todas las formas, diseños y tamaños, según cada necesidad.

La forma, la capacidad de guardado y el tipo de manija son aspectos que deben evaluarse a la hora de elegir una bolsa reutilizable porque, si es de buena calidad, te acompañará durante un buen tiempo. Por ejemplo, Ecofactory las fabrica con un proceso certificado bajo normas de calidad ISO 9001, asegurando los más altos niveles de satisfacción del cliente.

La tecnología y la ecología se unen en estas bolsas que pueden reutilizarse más de 60 veces y que permiten transportar los más variados objetos:

Bolsas con manija flexible, ideales para salir de compras.

Bolsas tradicionales, prácticas si no vas a comprar mucho ni llevar mucho peso.

Bolsas con manija troquelada, perfectas para papeles, revistas o elementos chatos.

Bolsas con cordón ajustable, hacen las veces de mochilita y cargan de todo, hasta las zapatillas.

Bolsas para vino, genial para llevar una botella de regalo en una linda bolsa y no tener que generar basura.

Bolsas térmicas, que permiten mantener la cadena de frío. 

Elegir bolsas reutilizables es un hábito saludable, lo cual redundará en un beneficio hoy y a futuro, en contraposición con las bolsas descartables o desechables que usábamos hasta diciembre de 2016 que tardan cerca de 100 años en degradarse.

El hábito de reutilizar las bolsas nos permite solucionar un gran problema que es la cantidad de bolsas que se descartan, logrando reducir el uso de las mismas y, por ende, la basura. De esta forma, reducimos, reutilizamos y reciclamos.

La prohibición de las bolsas descartables es una norma que nos favorece a todos y que no cuesta cumplir, es solo cambiar un hábito por otro mejor, con una amplia variedad de opciones para elegir.

Mirá las fotos en nuestra galería




 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.