May 112017
 
Kate Middleton, Prince William

Peter Nicholls/WPA Pool/Getty Images


Después de ella nada ha sido igual.

El Príncipe William nunca se pudo imaginar a los 28 años que la mujer con la que se comprometía sería la responsable de cambiar la familia real para siempre.

THE ROYALS > Kate Middleton vuelve a rendirle tributo a la Princesa Diana de la manera más estilosa posible ¡Mírala! (+ Fotos)

Han pasado casi siete años desde ese día y la Casa de Windsor ha cambiado radicalmente. Todavía existe la pompa tradicional pero, junto ella, ahora también hay una cantidad sin precedentes de confesiones emotivas, el tipo de cosas que siempre había evitado la familia real. 

No hay duda de que Kate Middleton es la raíz de este cambio fundamental. 

La evidencia quedó especialmente clara una semanas atrás cuando William y Harry admitieron en un espontáneo video la verdadera inspiración tras su proyecto más ambicioso hasta la fecha, la organización benéfica a favor de la salud mental, Heads Together. 

“Fue tu idea, creo”, dijo William, señalando a Kate. 

“Fue tu idea”, dijo también Harry. 

“Fue una idea en conjunto, ¿no?”, respondió Kate.

ESC: Kate Middleton, Princess Charlotte

Samir Hussein/WireImage


Heads Together es muy diferente a las decenas de otras causas que apoya el trío real porque se concentra en algo muy cercano para ellos: la devastación que sintieron cuando perdieron a su madre en un accidente de tránsito en París en 1997. 

A pesar de que la familia real siempre había sido percibida como intocable, casi sagrada, últimamente ha habido un cambio: William, Kate y Harry hacen lo que pueden para destacar lo que tenemos en común con ellos, más que las diferencias. Quieren romper las barreras entre ellos y nosotros. 

La Princesa Diana comenzó con la educación emocional de sus hijos, los expuso a la pobreza y a otros menos afortunados que ellos. Pero la transformación ocurrió cuando William comenzó la universidad en St. Andrews. Allí conoció un ambiente completamente nuevo, ajeno a las escuelas privilegiadas donde había estudiado. Se mezcló con gente común y, por primera vez, con chicas. 

Will y Kate cruzaron caminos cuando los ubicaron en las mismas residencias estudiantiles (ella luego admitió que cuando los presentaron por primera vez ella se avergonzó mucho). Difícilmente se pueda decir que ella fue pobre, viene de una familia acomodada, producto de un negocio de organización de fiestas. Pero ella no se parecía a sus amigos de Eton, casi todos con antepasados en la realeza. 

Primero surgió la amistad y después el romance, lo que le permitió seguir adelante después de la pérdida de su mamá. Ahora sabemos que ni William ni Harry lidiaron con la muerte de Diana inmediatamente después de que ocurrió. Sin recurrir a ayuda, la familia se concentró en preparar a los chicos para sus vidas públicas. Pero gracias a Middleton, William pudo conocer qué se sentía una vida normal. 

E! NEWS > OMG! ¿El matrimonio de Kate Middleton y el Príncipe William está en crisis? (+ Fotos)

Kate Middleton, Prince William

Chris Jackson – WPA Pool/Getty Images


Con frecuencia se escapaban a casa de los padres de ella, a bares y asados de domingo. Fue un momento revelador para William: “Kate es muy, muy cercana a su familia”, dijo en una entrevista en 2010 con motivo de su compromiso. “Me siento como parte de ellos”. En esa entrevista, Kate fue la primera en admitir que se sentía incómoda con la idea de ser reina. “Es retador. Espero hacerlo a mi manera. William es un gran profesor, él me ayudará a lo largo del camino”, dijo entonces. 

A pesar de su incomodad evidente de hablar en público, lo que no nos esperamos en ese momento es cómo los orígenes humildes de Kate iban a transformar a la familia real de una manera imborrable. Se puede ver en la manera en que los hijos de la Princesa Diana han comenzado a revelar la tristeza que sintieron después de la muerte de su madre, en contraste con la imagen pública de William y Harry, a los 15 y 12 años, acompañando el féretro de su madre en el funeral. 

La idea de que los dos príncipes tenían que cumplir un papel tan público en medio de una tristeza tan privada fue inconcebible para muchos. Pero para los Windsors era una obligación presentar una imagen de normalidad. 

THE ROYALS > Wow! No creerás cuánto ha gastado Kate Middleton en ropa en lo que va de año. 

Ahora, en el 2017, lo último que William y Harry quieren ocultar es la dimensión del dolor por el que pasaron. Kate les ha enseñado que, si confrontan el dolor, pueden hacer una gran diferencia en la vida de las personas. Kate explicó en un video de Heads Together que todos somos iguales, ya seamos de la realeza o no, “Así se trate de no tener hogar, de ser militar, de ser adictos o de pasar por un duelo, hay un trasfondo relacionado con la salud mental”. 

“Siempre se vende la idea de que la vida de los otros es perfecta”, agregó Harry. “Ese es el problema, si crees que la vida de los demás es perfecta, entonces debe haber algo mal conmigo”. 

Hay una razón por la que Kate siempre será Kate para nosotros, a pesar de sus títulos reales: nos recuerda que gracias a su crianza ha podido romper la barrera que nos separa de la realeza. Y por eso, la familia real nunca ha sido más popular, adorada y entendida. 

Gracias a que animó a William y a Harry a mostrar su vulnerabilidad, a ser honestos sobre su triste pasado y a usar eso para el bien, Kate ha ayudado a salvar a la Casa Windsor de volverse irrelevante y anacrónica. Les ha dado más significado que nunca, ayudándolos a consolidar su legado para los próximos siglos.


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.