May 112017
 
Britney Spears

instagram.com/britneyspears/


Así sí provoca entrenar.

¿Eres muy famoso como para que te vean expuesto en tu ropa de ejercicios? Entonces considera unirte al prestigioso club al que acuden celebridades como Beyoncé, Bradley Cooper y Jennifer Garner, por solo mencionarte algunos.

Se trata del gimnasio más exclusivo de los A Listers de Hollywood, un sótano sin ventanas de las calles de Beverly Hills. Aunque no suena tan glamuroso, Granite, es un espacio maravilloso y libre de paparazzis, el terror de las celebridades.

THE TREND > 4 cualidades que debe tener un nutricionista para que confíes en él

Dentro del predio, la clientela paga 200 dólares la hora por disfrutar de un acceso 24 horas con entrenadores de primera gama, y laboratorios de vanguardia que realizan análisis de impedancia bioeléctrica (medición de composición corporal de alta tecnología), pruebas de saliva (para buscar variaciones genéticas, que dictan cuáles serán tus ejercicios y planes de dieta) y la cartografía de cuerpo 3D (para mantener un registro de tu cuerpo cambiante). Y lo mejor de todo, no hay posibilidad de que te pidan un selfie cuando estás sudando esa pizza del día anterior.

Aunque el piso del gimnasio es de 2.500 metros cuadrados, solamente permite a 3 clientes al mismo tiempo.

THE TREND > Y es así es como Shakira logra verse mejor que nunca (+ Foto)

El entrenador de Hollywood y fundador de este gimnasio, Adam Ernster, contó a Grazia.com, “Es el primero en su estilo en LA porque es completamente inaccesible a los paparazzi o a los curiosos. Ese es el punto por el cual creé este lugar. Se hizo popular entre las celebridades que querían entrenar sin ser molestados o fotografiados, y obviamente esta clientela no se limita por un precio. No es extraño encontrarse a Ben Affleck levantando pesas al lado de Lewis Hamilton, y ese tipo de exclusividad es lo que atrae a mis clientes”

De hecho, la idea de un gimnasio para los A Listers de Hollywood ha sido tan exitosa que ya se está replicando.

Ahora, la parte que más nos interesa: el precio.  

Danny Musico, dueño del gimnasio para famosos en el Hotel Crescent de Beverly Hills dice, “Para una celebridad que quiera lucir en perfecto estado físico, $ 25.000 dólares al mes no es mucho dinero”.  

¡Wow! Ahí tienen, así es la vida de las estrellas.


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.