May 262017
 
The Trend

Courtesy by Instagram/mysweatlife


¿Ya lo has intentado todo?

No hay una cura instantánea para desaparecer los rollitos de tu estómago. Para conseguirlo, sabes que debes comprometerte a un estilo de vida saludable que incluye una dieta nutritiva, balanceada y ejercicio regular. Pero antes de que comiences a contar las calorías de cada plato que comes o internarte en el gimnasio por horas sin fin, hay un componente esencial de tu vida diaria que estás pasando por alto, y que sorpresivamente está perjudicando tu esfuerzo por eliminar esa sección tan necia de tu cuerpo.

THE TREND > ¡Atención chicos! Este es el entrenamiento que les dará el six-pack de sus sueños

Resulta que la gran razón para no perder la grasa abdominal es más simple de lo que crees: es la cantidad de tiempo que duermes cada noche.  

Los científicos del Censo del sueño de Sealis, en Australia, han sabido por años que la privación del sueño tiene toda clase de ramificaciones, especialmente en cómo funcionan las células de grasa. Investigaciones indican que dormir poco reduce la habilidad de tus células de grasa para responder adecuadamente a la hormona insulina, necesaria para regularizar el uso y almacenamiento de la energía.

En otras palabras, nuestras células de grasa también necesitan dormir para funcionar correctamente o de lo contrario, ellas también pueden volverse metabólicamente “atontadas”. Y cuando la insulina no trabaja como debe, se ven afectadas también las hormonas del apetito: la leptina y ghrelina.  

THE TREND > Bella Hadid revela su infalible secreto para dormir plenamente ¡Ponlo en práctica!

La leptina se encarga de decirle a tu cerebro que estás lleno, y la ghrelina te dice cuando tienes hambre. Si no duermes lo suficiente, los niveles de leptina bajan y los de ghrelina suben, un efecto que aumenta nuestro apetito durante las horas que estamos despiertos, causando que comamos más y nos sintamos menos satisfechos.

“Es fácil cambiar las horas de sueño por otra actividad sin pensar demasiado en las consecuencias, sin embargo, lo que las personas deben notar, es que la calidad de tu descanso es tan importante como la nutrición y el ejercicio. El no dormir está asociado con la obesidad y la diabetes”, dice la Doctora Amy Reynolds, investigadora de la Universidad CQ.

THE TREND > ¡13 razones para comenzar a practicar Yoga ya mismo!

¿Conclusión? Así como cuidas tu régimen alimenticio y te ejercitas sin parar, no ignores el rol importantísimo del sueño. Mientras más duermas, más grasa quemarás, y piénsalo, ¡no tendrás que hacer tantos abdominales!


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.