May 292017
 

Pamela Anderson viajó a Marbella para mostrar su figura en la Costa del Sol y de esa manera ser la visita ilustre en Málaga… ante la mirada de sus admiradores.
 
La diosa de Baywatch se mostró bella como siempre. Llegó, se bañó y generó una locura entre fotógrafos, asistentes y curiosos que la vieron una vez más en la playa. Es que la costa, es lo suyo.
 
Enfundada en un ajustadísimo vestido dorado con transparencias… fue la sirena más sexy de Costa del Sol. Se dio un chapuzón ante los concurrentes de Playa Padre.
 
Ante la prensa, dijo: «¿Creen que estoy en Malibú? ¡Estoy en Marbella!». Con su sonrisa y breves palabras, Pamela hizo lo suyo: robarse todas las miradas y suspiros.
 
La actriz fue la estrella invitada en la apertura del nuevo «beach club» de la celebrity María Bravo. La rubia fue la debilidad de la playa de El Cable, una de las zonas más populares de Marbella y que aspira a competir con Puerto Banús.
 
Anderson aprovechó su paso por Cannes para aterrizar en Marbella también y deleitar a todos como en sus tiempos de guardiana de la bahía en Baywatch, la serie que la llevó a la fama.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.