1. Ordenar las cosas la noche anterior

Dejar listo el café para calentar cuando te despiertes. Preparar la ropa que vas a ponerte al día siguiente. La vianda para el trabajo, la cartera con llaves-plata-sube. Hasta dejar puesto el canal de noticias que ves cuando desayunás va a colaborar para que abandonar el mundo de ensueños no sea una experiencia tan traumática.

Si tenés muchas cuestiones pendientes en mente, también es recomendable que las anotes en una agenda antes de dormir para no forzarte a recordarlas en el mismo instante en que suena el despertador.

2. Mover el cuerpo

Mucha gente despierta por las mañanas sin darle el tiempo suficiente al cuerpo para despertarse. Estirar los músculos, hacer un saludo al sol o poner música y mover el esqueleto pueden ser de gran ayuda para activar el organismo. La más mínima cantidad de ejercicio, libera endorfinas.

“Exercise gives you endorphins. Endorphins make you happy. Happy people just don’t shoot their husbands…”

3. A las duchas con amor

En lugar de una rápida ducha con jabón y shampoo, podés crear una mejor experiencia que se transforme en tu momento de la mañana. Podés usar jabones líquidos perfumados, toallas más acolchonadas, música relajante, una vela. Lo que sea que te transmita tranquilidad o te haga sentir especial.

Un buen baño puede hacer que se estimulen tus pensamientos y obtengas un mejor enfoque para afrontar la jornada.

4. Desayunar

Comer algo delicioso para arrancar el día sin dudas va a mejorar tu humor. Si no sos de las que soportan unas tostadas con manteca y dulce de leche por la mañana, podés probar un licuado o smoothie.

Si mantenés los ingredientes de tu desayuno ideal en la heladera, hay más posibilidades de que no comas algo por el camino que no sea saludable y no tenga suficiente energía para que tu cuerpo funcione correctamente.

5. Hacer planes para después

Si los puntos anteriores no son de tu agrado, podés probar con hacer planes para el día siguiente. Tomar un café con una amiga, mandar un mensaje a alguien que quieras, continuar leyendo un libro. Después de todo, la anticipación y expectativa, pueden hacerte muy feliz por las mañanas.

¿Lista para intentarlo?

Info obtenida de huffingtonpost.com.