Jun 142017
 
Azealia Banks

Lauren/Getty Images


¡Mira lo que hizo ahora!

Azealia Banks siempre da de qué hablar, y no precisamente sobre cosas buenas, sino todo lo contrario. Cuando la cantante no está peleando con alguna celebridad, enviando insultos por las redes o haciendo extraños actos de magia negra, parece que se dedica a comprar sin parar y no se preocupa por pagar sus tarjetas de crédito.

O al menos eso es lo que intuimos después de enterarnos de su último enfrentamiento con la ley: una demanda por una deuda pendiente de más de 137.000 dólares.

La deuda en cuestión es con el City National Bank de California, entidad bancaria que debió pensarlo dos veces antes de asignarle dos tarjetas de crédito a un rapera que cuyo álbum se titula, Broke with Expensive Taste, que en español significa nada más y nada menos que, En la quiebra con gustos caros.

E! NEWS > Azealia Banks se queda sin Facebook luego de una tenebrosa y cruel confesión.

Según Page Six, la demanda indica que Banks realizaba los pagos regulares de sus tarjetas pero luego dejó de hacerlo. Esto, además de no pagar una línea de crédito personal de 2016.

Esta no es la primer vez que Azealia se enfrenta a la ley en lo que va de año. En marzo asistió a la corte en medio de una batalla legal en la que se acusaba de cargos criminales por supuestamente morder a un guardia de seguridad que la echó de un club en 2015.

E! NEWS > ¿Infantil? Azealia Banks publicó el teléfono de Rihanna en Instagram (+ Foto)

Previamente, en octubre de 2016, Banks denunció a Russel Crowe ante la policía acusando al ganador del Oscar de agresión después de que ambos protagonizaran una pelea en un hotel de Beverly Hills. Finalmente la demanda formal en contra del actor no se concretó.

La intérprete de Chasing Time también ha llegado a los titulares por lanzar insultos racista en contra de Zayn Malik, criticar a Nicki Minaj, apoyar a Donald Trump y supuestamente publicar el número telefónico de Rihanna.


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.