Jun 182017
 

Andrea Rincón se mostró genuina y vulnerable en la entrega de los Martín Fierro. La actriz se llevó el premio revelación por su papel en La leona y al subir a recibir su estatuilla no pudo evitar su emoción. 

“No lo puedo creer. Es una emoción trabajar de lo que quiero, de lo que me gusta. Estoy muy nerviosa. Soy un manojo de nervios. Estuve mucho tiempo esperando que me den esta posibilidad”, afirmó al borde del llanto. Por último cerró con un: “No puedo hablar, soy una pelotuda”. Auténtica 100%. 

Una de las cosas a destacar es que no ocultó su amor por el Mono de Kapanga y cuando anunciaron que era la ganadora le encajó un tremendo beso. 

NOTA COMPLETA