Jun 202017
 

La noticia parece una historia de ficción, pero es bien real: Natalia se convirtió en Evita por unas horas para hacer un show muy especial en el cumpleaños del magnate ruso Len Blavatnik.

El caballero en cuestión (cuya fortuna está estimada en 19 mil millones de dólares) es un gran admirador de Natalia Oreiro y se dio el gusto de convocarla para su celebración de cumpleaños. Así, aprovechando que la fiesta se realizaría en el castillo Wrotham Park, pidió que armaran un balcón desde donde Nati entonó las estrofas del ‘Don´t cry for me argentina) y la presentó nada menos que Hugh Jackman. 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.