Jun 212017
 

Se llama Granite. Está en un sótano de Beverly Hills y cuesta 200 dolares la hora con un entrenador en cualquier momento del día. A este gimnasio van estrellas del mundo hollywoodense como Ben Affleck, Matt Damon, Bradley Cooper, Beyoncé o el automovilista Louis Hamilton.

granite 2

El creador se llama Adam Ernster y asegura que tuvo la idea de poner un gimnasio en un sótano para que los famosos evitaran a los paparazzis. Una de las «ventajas» que tienen los clientes es que solo puede haber tres personas -como máximo- entrenando al mismo tiempo. Además, adentro hay laboratorios especiales para que los gimnastas se hagan todo tipo de controles. ¿Pagarías eso para entrenar ahí?

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.