Jun 212017
 

En el año 2010, el director y dramaturgo Julián D’Angiolillo sorprendió al mostrar como nadie lo que se vive dentro de La Salada y también lo que no se ve sobre la producción de la mercadería que allí dentro se venden con su documental «Hacerme feriante».

A través de la cámara oculta, D’Angiolillo logró captar cómo se trabaja, cómo es el movimiento de la mercadería, cómo es la seguridad y la llegada de la gente que viene en micros de todas partes del país y también, en qué condiciones trabajan las personas que crean la mercancía que luego se vende en esta feria, una de las más visitadas de toda Sudamérica. 

También mostró como nadie cómo en la relación de los feriantes con los políticos de ese momento…

Dale PLAY:

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.