Jun 252017
 

Tanto las pipetas como las pastillas se utilizan para tratar las parasitosis externas en los perros y también en gatos. En general, las pipetas sirven para eliminar pulgas y garrapatas; muchas , incluso , previenen las picaduras y/o eliminas las formas inmaduras de esos parásitos que viven en el ambiente. En el caso de las pastillas, algunas solo sirven para pulgas y otras se pueden utilizar para eliminar las pulgas y garrapatas que están en el animal. En ambas, la frecuencia de aplicación es mensual, aunque en el caso de ciertos comprimidos depende del insecticida empleado.

Acción contra parásitos adultos: las pipetas combaten las pulgas, garrapatas y algunas los mosquitos. Por su parte, ciertos comprimidos solo son efectivos contra pulgas y otros, contra pulgas y garrapatas.

Acción contra las formas juveniles o inmaduras del ambiente. las pipetas tienen acción directa sobre huevos y larvas. No es necesario que el parásito pique a la mascota para que se lleve a cabo la acción ambiental. Mientras que los comprimidos brindan una acción indirecta; es decir, para que se cumpla su efecto es necesario que los parásitos adultos piquen a la mascota, para que se envenenen y entonces no pongan huevos.

Prevención de las picaduras: hay pipetas que cuentan con efecto de repelencia. Con las pastillas, para que pulgas y garrapatas mueran, deben picar primero.

Prevención de enfermedades: la repelencia que brindan algunas pipetas ayuda en la prevención del contagio de enfermedades. Los comprimidos no brindan esta protección, ya que los parásitos transmiten enfermedades de un animal al otro al picar.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.