Jun 272017
 

Lugar de la boda de Messi

 

Lionel Messi y su mujer Antonella Roccuzzo decidieron casarse en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, lugar donde ambos nacieron, crecieron y se conocieron durante los días de su adolescencia.

 

Pero no todo es color de rosa y, así las cosas, hay algo que no deja de llamar poderosamente la atención y ¿por qué no? causar algo de preocupación. El hecho es que el sitio elegido para la fiesta de boda, que por cierto será fastuosa y contará con la nutrida presencia de muchos famosos, será el casino City Center, donde 250 invitados se mezclarán las figuras del fútbol mundial y otros tantos famosos con sus amigos de la zona sur, como Diego Vallejos, un vecino de Grandoli que actualmente trabaja en el bar VIP, frente al Monumento a la Bandera, cuyo dueño es Messi.

 

Sin embargo, no es ese el problema en cuestión, sino que el lujoso lugar está ubicado justo en frente del barrio en donde “reinan”, hacen y deshacen a su antojo, quienes integran la peligrosa banda de “Los Monos”.

 

Es el barrio Las Flores, en la zona que históricamente dominó la banda delictiva, un grupo narcocriminal que surgió en ese barrio que se formó durante los días del mundial 78′. En la actualidad sus líderes más notorios están presos, pero en ese barrio, la violencia y la muerte siguen siendo moneda corriente.

 

La semana pasada comenzó a cundir el pánico nuevamente: a pocas cuadras del hotel donde se van a casar Messi y Antonella Roccuzzo, se produjo una tremenda balacera frente a la casa de Petrona Cantero, hermana del histórico jefe de la banda. Le llenaron el frente de la casa con con balas 9 mm. y la mujer falleció en el acto, mientras otros tres jóvenes, entre ellas, su hija y su nieta, resultaron gravemente heridas.

 

Desde hace ya unos cuantos meses, una agencia de seguridad israelí, estudia detalladamente los flancos débiles del lugar.

 

Jorge Messi, padre del jugador, se reunió esta semana con funcionarios del Ministerio de Seguridad para coordinar el operativo que será llevado a cabo desde el viernes próximo, cuando los muchos y cotizados aviones privados, con las figuras del fútbol mundial, aterricen en el aeropuerto de Fisherton.

 

Al casamiento de Messi están invitados unas 250 personas, entre ellas, los compañeros de Barcelona y la selección argentina. Para la boda están acreditados unos 150 periodistas y reporteros extranjeros, que podrán registrar la fiesta desde fuera del hotel.

 

Parece una historia de príncipes y princesas. Pero hay mucho temor.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.