Jul 112017
 

Cuando a principios de los 90 la actriz colombiana se recurrió a un vientre de alquiler para convertirse en madre, estalló la polémica. Se dijo que en su afán de mantener la silueta que la hizo famosa, ‘inventó’ un problema de salud que en verdad no padecía. Estos rumores la persiguieron durante toda su vida al punto que en 2015, cuando anunció que estaba planeando volver a subrogar un vientre para ser madre nuevamente, la prensa de su país le dio con un caño.

Real o no, la historia se mantiene firme en el imaginario popular y resurge ahora que Luciana Salazar anunció que será madre por la misma técnica. En su caso, el profesional que la asiste (doctor Akerman) aseguró que la rubia padece trombofilia pero se negó a dar detalles sobre si hubo o no intentos previos de embarazo.

La trombofilia en sí no impide que una mujer pueda llevar adelante un embarazo siempre y cuando se inyecte a diario heparina. Caso contrario, el bebé no logra sobrevivir dentro del vientre materno por lo cual, la gestación se interrumpe abruptamente. La realidad es que hoy por hoy la duda está planteada entre la gente pero es muy probable que la verdad nunca salga a la luz…

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.