Jul 122017
 

Luciana Salazar decidió convertirse en madre a través del proceso de maternidad subrogada, mediante el cual fecundaron uno de sus óvulos con esperma de un donante, y luego lo implantaron en el vientre de otra mujer, a la cual se conoce bajo el nombre de madre subrogante.

En su entrevista con la revista GENTE, Luciana contó cómo fue elegir a quién sería el donante de esperma para poder concebir a su hija Matilda: “Una elige pensando si el hombre en cuestión es alquien con quien podría estar. Mi donante es un estudiante de 26 años, que juega al fútbol americano, y con una familia que me hizo acordar mucho a la mía. Eso me gustó”

“Todos tienen ojos rasgados, como yo: ¡Mi hija será muy chinita! Pero lo que más me sedujo fue su sonrisa: enseguida la proyecté en la carita de Matilda”, agregó.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.