Jul 132017
 

“En unas horas cumplo 26 años.. Sólo puedo decir que todavía me queda mucho (muchísimo) en la vida por recorrer, mucho por conocer y aprender.. pero si hay algo de lo que estoy segura es que este año me llegó una sensación de plenitud personal que nunca me había pasado. No se ponerlo en palabras, no es felicidad, no es amor… es algo más profundo que trasciende a un estado de ánimo pasajero. Es un “estar contento con uno mismo” constante, haga lo que haga, saliendo, durmiendo, estudiando, cocinando, riendo, llorando, en silencio o hiperactiva, sola o acompañada. ¿Será que empecé a madurar? No sé, pero que bien hace centrar la energía en uno mismo, dejar de pensar tanto en la satisfacción ajena para pensar en la propia. Sacar lo que pesa y lastima de la vida, para darle entrada a lo que se mueve cómodamente con uno. Un proceso personal que siento que acaba de arrancar pero que el efecto será duradero. Disfrutar lo simple de la vida, agradecer siempre, ser sincero con uno y los demás y devolver una sonrisa por más que la vida no nos trate como esperamos. Porque en definitiva cosecharemos lo que alguna vez sembramos y cuidamos.. Bienvenido nuevo año solar ✨”, publicó en su cuenta de Instagram.

Si bien en ningún momento hizo referencia a su hermana, su reflexión pública generó intriga entre sus seguidores.

 

¿Vos qué opinás?

 

En unas horas cumplo 26 años.. Sólo puedo decir que todavía me queda mucho (muchísimo) en la vida por recorrer, mucho por conocer y aprender.. pero si hay algo de lo que estoy segura es que este año me llegó una sensación de plenitud personal que nunca me había pasado. No se ponerlo en palabras, no es felicidad, no es amor… es algo más profundo que trasciende a un estado de ánimo pasajero. Es un “estar contento con uno mismo” constante, haga lo que haga, saliendo, durmiendo, estudiando, cocinando, riendo, llorando, en silencio o hiperactiva, sola o acompañada. ¿Será que empecé a madurar? No sé, pero que bien hace centrar la energía en uno mismo, dejar de pensar tanto en la satisfacción ajena para pensar en la propia. Sacar lo que pesa y lastima de la vida, para darle entrada a lo que se mueve cómodamente con uno. Un proceso personal que siento que acaba de arrancar pero que el efecto será duradero. Disfrutar lo simple de la vida, agradecer siempre, ser sincero con uno y los demás y devolver una sonrisa por más que la vida no nos trate como esperamos. Porque en definitiva cosecharemos lo que alguna vez sembramos y cuidamos.. Bienvenido nuevo año solar ✨

Una publicación compartida de Camila Salazar (@salazarcamille) el

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.