Jul 172017
 

Antonio Gasalla no deja de sumar disgustos en su paso por el programa de Susana Giménez. Después de protagonizar un tremendo cruce con Fátima Florez que terminó con la cómica llorando en Intrusos, ahora generó todo tipo de comentarios de rechazo en las redes sociales por un gesto que tuvo al terminar el sketch.

En “La empleada pública”, Susana y Gasalla charlaron con una embarazadísima Florencia Peña y su pareja, el abogado salteño Ramiro Ponce de León. Una vez que repasaron todos los temas (embarazo, subrogación de vientre, trombofilia y vida a distancia), el personaje de Gasalla los dejó pasar y luego, hizo lo que todos le criticaron. Tras bajar la barrera con la que impide que la gente entre al hall presidencial, fue al escritorio, agarró una docena de facturas que había arriba de su escritorio y empezó a rovoleárselas a la gente (a veces sin fuerza, haciendo que terminen en el piso).

En las redes sociales no tuvieron piedad. Además del mal gusto del gesto, la gente hizo hincapié en el momento social que atraviesa el país, con números de pobreza en ascenso desde hace años. “Ojalá te mueras de hambre y te revivan para que te vuelvas a morir”, disparó indignado un televidente. “No me gustó que tiren la comida”, se limitó a cuestionar otra. “Qué mal que estuvo Gasalla, asco, asco de persona. La comida no se tira, se hubiese acercado a la gente y que agarren. Vergüenza ajena”, lamentó otro usuario, todos en Twitter.

NOTA COMPLETA