Ago 122017
 

Como siempre, Nicolás Cabré trató de mantenerse ajeno a los escándalos y al mundillo mediático al que tanto le escapa pero no pudo dejar de ser incluído en la polémica del momento: la denuncia de Araceli González de que ella y su marido (además de otros actores) fueron prohibidos en Pol-ka y hasta en otras productoras por orden expresa de Adrián Suar.

En el marco de una fuerte polémica sobre cómo se seleccionan a los actores que le darán vida a las creaciones de la productora, a Cabré le tocó tener que ponerse de uno de los lados y no dudó en bancar al director de la productora que le dio trabajo durante muchos años, aunque de una forma muy ‘polite’.

“Si me preguntan por mi paso por Pol-Ka… todo lo que hago siempre estuvo signado por lo que hice en Pol-Ka. La verdad que no puedo opinar, no soy opinólogo. Cada uno vive se experiencia como puede, es algo muy personal. Yo le debo todo a Pol-ka”, afirmó en comunicación con “Por si las moscas”.

NOTA COMPLETA