Sep 082017
 

Dicen que es el huracán más peligroso de los últimos tiempos, que su impacto será como el de la mitad del total de bombas que se tiraron en la Segunda Guerra Mundial, que destruyó casi por completo a las islas del Caribe que tocó… pero todavía hay quienes no quieren abandonar Miami.

Una de esas personas es nada menos que una de las hijas de Ana Rosenfeld. Embarazada y a punto de convertirse en mamá, la hija de la letrada no quiso abandonar su hogar con tiempo y sólo debido a que toda la familia se lo imploró, decidió irse hacia terrenos con mejores pronósticos.

Invitada al piso de «Pamela a la tarde», Rosenfeld relató que «mi hija no quería irse. Recién esta mañana tomó consciencia porque la volvimos loca todos y al final nos escuchó. Empezó a vivir la desesperación que viví yo estos días que estuve allá. Encima los destinos que eligía no eran los que a nosotros nos dejaban más tranquilos. Fue gracias a Wanda (Nara) que pudimos 

Quien terminó por ‘salvar’ la situación fue nada menos que Wanda Nara. Ella consiguió que una amiga hospedara a la hija de Ana lejos del ojo del huracán.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.