Sep 092017
 

La culpa de todo la tuvo el poster del filme donde se veía a los personajes con un castillo dorado de fondo. Hasta acá, todo normal. Salvo por un pequeño detalle: una de las torres del castillo era idéntica… ¡a un pene! Sí. Tal como lo leen.

Es tan clara la imagen que los ejecutivos de la Compañía tuvieron que salir a aclarar la situación. Obviamente dijeron que nadie se percató del detalle, que se trató de un accidente involuntario y  mandaron al frente al dibujante que estuvo a cargo de la promoción.

Según confesó el ‘culpable’ aseguró que estuvo trabajando contrareloj y que jamás se percató del detalle hasta que alguien se lo hijo notar. Obviamente, esto generó una gran polémica: los detractores de Disney creyeron que se trataba de uno de los tantos mensajes subliminales que se le atribuyen a sus películas. Los fanáticos, en cambio, atribuyeron el escándalo a una campaña sucia. 

Hoy, ya nadie se acuerda del ‘lado b’ de la Sirenita.

Sirenita_pene

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.