Sep 092017
 

El año pasado, en la obra Sangre, sudor y siliconas, una de las tantas maravillas teatrales de Gonzalo Demaría (amigo y coautor, con quien escribimos Amar después de amar para Telefe), aparecía una llama en escena.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.