Sep 122017
 

Oportunistas hay en todos lados y con el Huracán Irma quedó más que comprobado. Ni bien comenzó a regir el alerta y la Ciudad de Miami inició el procedimiento de evacuación, los supermercados triplicaron el precio de las provisiones, especialmente del agua potable. La gente reclamó pero, en definitiva, tuvo que abonar lo que le pedían para poder abastecerse.

Algo parecido ocurrió con los pasajes aéreos hacia otros destinos de los EEUU que no estaban en la ruta del Huracán. Sin embargo, nadie había blanqueado cuánto era que se pedía por un boleto a zona segura… hasta ahora.

Según las denuncias que se registraron en algunos medios y vía redes sociales, se llegó a registrar incrementos de hasta un mil porciento. Por ejemplo: un pasaje de Miami a Nueva York que suele costar 358 dólares, se vendía a $3578 en pleno caos. Un verdadero robo.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.