Sep 182017
 

El conflicto se originó cuando Griselda Siciliani afirmó que Suar no contrataba a Fabián Mazzei para sus novelas porque «no le servía». Ante esto, Araceli dejó entrever que tanto ella como su marido estaban «vetados» en Pol-ka y estas declaraciones causaron el enojo de Suar, quien afirmó que eso «no era verdad».

«Yo nunca había estado en una situación como esta. De verdad a mí me sorprendió pero creo sinceramente que hay momentos en los que uno tiene que poner un límite. Cuando sentí que lo tocaron a él (por Fabián), sentí que me estaban tocando a mí y todo lo que yo había formado y eso no me gustó«, explicó Araceli en el programa de Susana Giménez.

«Fabi es una persona que amamos mucho en casa, que le tenemos mucho respeto, que nos dio calidad de vida y eso no se consigue siempre. Tener una vida tranquila, relajada, poder sentir que vivís y convivís con la verdad«, agregó la actriz, quien recientemente también contó que Suar le fue infiel con Griselda.

Finalmente, Araceli reflexionó y apuntó contra Siciliani:  «Fue un momento, ya pasó, cada uno construyó su vida y yo respeto la vida de Adrián porque es el padre de mi hijo, respeto lo que Adrián elija y respeten a mi familia y a mis hijos. Ahora, cuando le faltan el respeto a Fabián solo por hablar, sin conocer a la persona, ahí es donde digo ‘no, no, no, stop, hasta acá llegó todo. Porque además venía durante diez años como escuchando diferentes cosas que no me gustaban».

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.