Sep 192017
 

El ego a veces en muy difícil de controlar y más aún cuando está herido. Algo de esto fue lo que le pasó a Nai Awada cuando escuchó las devoluciones de su performance en el Bailando.

En general, le dijeron que su invitada ‘se comió la cámara’ al igual que su bailarín y le reprocharon ‘la falta de energía’. Pero Moria fue una de las más duras e insistió en que la habían opacado demasiado al punto de volverla casi invisible.

Aunque en cámara se la bancó, al salir del estudio explotó. «No está bueno que me digan eso. Yo le pongo todo… no está bueno que me digan que me comen».

«Mica re ensayó y no me opacó. No fue una crisis personal o entre nosotras. Yo sí tuve un colpaso porque estoy insegura pero ya hace varias galas que me dicen que me opacan, me viven diciendo eso. Quiero que me reconozcan el esfuerzo porque me estoy matando acá».

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.