Sep 192017
 

Instalado en una casa que está ‘lejos de todo’ y para colmo, dentro de un Estado Musulmán en el que la venta de alcohol está prohibida para los locales y restringida para los turistas, resulta bastante curioso ver que Diego Maradona y su gente tienen siempre con qué llenar la copa.

Según la información a la que tuvimos acceso, el grupo que secunda al ex futbolista en los Emiratos Árabes se ocupa personalmente de que nunca falte bebida en su bodega. Es más, dos de los hombres de máxima confianza (Maxi y el Tano) suelen manejar más de 200 kilómetros con una van que luego llenan con bebidas alcohólicas a modo de provisión para un par de días.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.