Sep 192017
 
Miley Cyrus, Liam Hemsworth

XactpiX/ Splash News


La cantante tiene sus razones para ir con mucha calma.

Miley Cyrus nos ha mostrado muchas caras desde que está en el estrellato, y ahora, en su era Malibu, la también actriz se muestra mucho más tranquila a nivel musical y personal. Un contraste bastante interesante si lo comparamos con la era Bangerz.

Muchos le atribuyen esta nueva Miley a Liam Hemsworth, quien volvió a la vida de la ex chica Disney hace un par de años. Ambos retomaron su compromiso de 2012 tras estar separados unos tres años, y aunque Cyrus usa orgullosa el brillante anillo que le obsequió el sexy australiano, eso no quiere decir que la pareja está completamente lista para darse el “Sí”.

Así lo demostró recientemente la intérprete de Younger Now, quien asegura que no tiene prisa en pasar por el altar.

E! NEWS > ¡Liam Hemsworth convierte su gran amor por Miley Cyrus en una obra de arte!

“No visualizo el matrimonio. Tengo 24. Espero poder vivir un poco más. Tengo mucho por vivir [antes de casarme]”, le dijo Miley a The Sun.

Y aunque ahora está más feliz que nunca junto a Liam, hubo una época en la que jamás imaginó que volverían a estar juntos.

“Hace tres años, si me preguntabas si estaría feliz con este hombre, me hubiese quedado pasmada”, señaló. “Simplemente estoy viviendo eso. En algunas relaciones, te pierdes a ti misma al estar con alguien más. De hecho, me hizo encontrarme más conmigo misma. No tengo ni idea de lo que traerán los próximos tres años, pero si es posible ser más feliz, lo tomaré”.

E! NEWS > Miley Cyrus le dedica un tierno mensaje a Liam Hemsworth y a su perra Dora.

Y agregó, “Yo no sabía que volveríamos. Soy tan loca que no tengo idea, pero tenía algo en mi corazón, nunca se sintió como que realmente había terminado. Mantuvimos una genial amistad en privado”.

La estrella de Hannah Montana asegura que su ruptura con Hemsworth fue lo que los convirtió en una mejor pareja.

“Es bueno para la gente tener espacio para crecer individualmente. De otra forma, cuando estás con alguien desde los 16 hasta los 24, creces para ser la misma persona”, explicó. “Tenemos que convertirnos en individuos. Espero que todo se quede igual. Se siente como si nada hubiese cambiado, excepto que crecimos mucho”.


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.