Sep 252017
 

Todos, desde el más chico hasta al más grande, como el que nada sabía y el que era un experto, se preguntaron… ¿Cómo hicieron los egipcios para trasladar, en el año 2.600 antes de Cristo, los inmensos bloques de piedra caliza (de 2,5 toneladas cada uno) para construir la Gran Pirámide de Giza, la más antigua y la única de las siete maravillas de la antigüedad que sobrevivió?

Primero se supo que para construir la estructura, de 139 metros de altura, se utilizaban piedras que provenían de Tura, a unos 857 metros al sur de Giza, y que el granito que se usó para las cámaras internas llegó de Aswan, que en la antiguedad se conocía como Siena, y que está a pocos kilómetros de Tura. Pero la duda principal aún persistía… hasta ahora.

La respuesta llegó con el hallazgo de un papiro y de un sistema de canales. En el texto, escrito por Merer (supervisor a cargo de unos 40 trabajadores especializados) y preservado por las condiciones climáticas especiales que posee Egipto, se sugiere que miles de obreros transportaron 170 mil toneladas de piedra caliza a través del Nilo en botes de madera unidos por sogas que se introducían luego a través de un sistema de canales hasta un puerto interno, a pocos metros de la base de la pirámide.

Este papiro es el único documento de primera mano de alguien que haya trabajado en la construcción de la pirámide de Giza que describe cómo se realizó el transporte de los bloques que, unidos, dieron origen a una de las maravillas más antiguas del mundo. En él, Merer también cuenta cómo su equipo construyó el sistema de diques y canales para el último tramo del transporte fluvial, desde el Nilo hasta el sitio donde fue construida la pirámide, que descubrió el arqueólogo Mark Lehner en el terreno cercano a la pirámide.  «Hemos podido delinear la ensenada del canal central, el principal acceso de la piedra para la construcción de la pirámide», contó al Daily Mail.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.