Sep 262017
 

En su programa y acompañada por Ana Rosenfeld, su abogada de aquel entonces, Pampita decidió hablar por primera vez de uno de los escándalos mediáticos que la ‘golpearon’ en los inicios de su carrera.

Cuando conoció a Benjamín Vicuña, ella estaba separada de hecho de su primer marido, pero el ‘papeleo’ legal no estaba finalizado. Así las cosas, para la ley argentina, la modelo seguía casada cuando quedó embarazada de su primera hija junto al chileno.

«La realidad es que ya estaba separada pero el divorcio no había salido porque en ese momento, había que dejar pasar un tiempo. Yo, con la inocencia de la juventud, no sabía que tenía que esperar la firma del papel y por eso era considerada adúltera», contó la modelo.

Honesta y cautelosa, agregó: «Yo había rehecho mi vida, en otro lugar y no quedaba ni rastro del pasado en mi vida. Jamás pensé que la otra persona iba a hacer uso de la ley, realmente no sabía que la firma era importante».

Ana Rosenfeld aprovechó para desahogarse y aclarar uno de los casos que más la indignó en toda su carrera: «Ustedes habían ido a consultar de manera conjunta a un abogado porque se querían separar, pero tenían que esperar dos años. Tu caso fue testigo que dejó reflejado una no realidad: el hombre podía mostrarse con muchas mujeres pero la mujer no». Pampita, sin rencores, cerró: «Por suerte la Justicia evolucionó».

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.