Sep 272017
 

Mientras que algunos lo hicieron en broma, otros realmente soñaron toda su vida con que que algún día se iba a encontrar la solución para la gordura… y parece que ese día habría llegado.

Científicos estadounidenses de la Clinica Mayo de Minnesota, Estados Unidos, lograron bloquear la ghrelina, «la hormona del hambre», con una sustancia específica que ayudaría a evitar el «efecto rebote» luego de realizar dietas para bajar de peso y podría ser la gran solución para este problema que aqueja a la mayoría del mundo.

Los especialistas afirman que cuando una persona hizo el esfuerzo por bajar de peso y no resiste el hambre, vuelve a engordar y, en la mayoría de los casos, mucho más que antes. El experimento, que realizaron en animales de laboratorio, buscará replicar los resultados en pacientes humanos y de obtenerlos, se trataría de un gran paso adelante en la gestión de la obesidad.

¿Cómo funciona?

1- Cuando hay una importante pérdida de peso, el organismo comienza a producir mucha ghrelina generando una mayor atracción por la comida.

2- Los científicos diseñaron un método para «silenciar» a la hormona del hambre, inyectando una sustancia inhibidora llamada butirilcolinesterasa.

3- En ratones ex-obesos comprobaron que una sola inyección de este «fármaco experimental» mantiene el peso corporal de los animales, protegiéndolos del riesgo de volver a engordar.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.