Sep 282017
 

Una mujer de la ciudad santafesina de Esperanza le dijo a su hija que se llevaba a su nieto de tan solo seis meses a un «curandero», pero lo entregó a una pareja que había pagado 30 mil pesos por el bebé. Luego de un día sin noticias de su madre, presentó la denuncia en el Ministerio Público de la Acusación, que comenzó las investigaciones que terminaron dando con el pequeño.

El bebé ahora quedó a cargo de la Subsecretaría santafesina de la Niñez, que se está haciendo responsable del menor durante todo el proceso judicial que investiga a su abuela y a la pareja que pagó por él. La Agencia de Trata de Personas de Santa Fé está trabajando en conjunto con el ministerio de Desarrollo Social para llegar al fondo de la cuestión.

Los investigadores plantearon que la pareja había pagado 30 mil pesos por el bebé porque, según declararon, «la familia no podía cuidarlo». Al parecer, el pago final era de 50 mil, pero la segunda parte no se concretó porque los oficiales de la Agencia de Trata de Personas dio antes con su paradero. Actualmente, tanto la pareja como la abuela del niño enfrentan cargos por sustracción y retención del menor.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.