Dic 042017
 
Kendall Jenner, Keeping Up With the Kardashians 1409

E!


¿Por quién?

La seguridad es lo primero para Kendall Jenner y Khloe Kardashian.

En el episodio de esta semana de Keeping Up With the Kardashian, Kendall le confiesa a Khloe que maneja la posibilidad de tener un arma, después de que irrumpieran a su casa ilegalmente. “Literalmente una vez a la semana tengo un acosador, quizás más, dos veces a la semana. Alguien se aparece en mi casa, cada día”, reveló Kendall.

THE KARDASHIANS > Kendall Jenner y Khloé Kardashian se enfrentan a una arriesgada prueba ¡Míralas!

Con invasores tan seguido, Khloe siente que su familia es un blanco.

“Siento que somos un blanco, que la gente se mete en nuestras casas y nos acosa”, le comentó Khloe a Kendall mientras estaban de compras.

La conversación sobre pistolas continuó cuando las chicas se reunieron con su hermana mayor, Kim Kardashian. Pero Kim no estuvo para nada de acuerdo.

“No estoy cómoda con eso. No quisiera que mis hijos estuvieran cerca. No me gustaría que sus amigos se quedaran a dormir mientras yo sepa que hay un arma”, insistió Kim. A pesar de las reservas de Kim, Kendall y Khloe tomaron el asunto por sus propias manos y fueron a un campo de práctica de tiro.

“Sé que Kim está muy en contra de que tengamos armas, pero Kendall y yo sentimos que tenemos que hacerlo para poder dormir mejor en las noches”, reveló Khloe.

THE KARDASHIANS > Kim Kardashian no está nada contenta con el nuevo plan de Kendall Jenner

Khloe Kardashian, Kendall Jenner, Kardashians


d

Mientras Khloe y Kendall se fueron a disparar, Kim se ocupó de sus propios asuntos.

Después de que ella y su hermana Kourtney Kardashian compraron perritos pomeranos muy parecidos, Kim se dio cuenta de que el suyo era un poco más gruñón y pensó en un plan para cambiarlo.

“Accidentalmente tomaré el perro equivocado y veré si alguien se da cuenta”, dijo Kim.

Pero Kourtney se dio cuenta rápidamente.

THE KARDASHIANS > Nuevamente Kendall Jenner y Blake Griffin coinciden en un evento público

“Honey no dice ni pío y este perro no para de ladrar. Reign es un detective de mascotas y se dio cuenta, a pesar de solo tener dos años. Dijo: ‘este es el perro de Northie’”, señaló Kourtney.

Por eso no paso mucho tiempo para que Kourtney reclamara.

“¿Dónde está mi perro? Esto ya no es divertido”, se quejó Kourtney.

Después de perseguirse por toda la cocina, Kim finalmente se rindió, aceptó su derrota y le devolvió a Honey a su hermana.

¡Mira todo lo que ocurrió en el último capítulo en este video de recapitulación!

undefined

NOTA COMPLETA