Dic 042017
 

“Si salen con esa pollerita, después no se quejen”. Ésta fue una de las tantas frases seleccionadas por la Dirección de Género y Diversidad Sexual en Pilar para la campaña de concientización. Al pie de los carteles se ofrecían datos para ayudar a las víctimas de la violencia de género. El problema fue que las frases se expusieron en un tamaño tan grande que terminaron copando todo el cartel, provocando el rechazo y la indignación de la gente.

La idea era exponer eso dichos que dan pie a los grandes mitos de este flagelo y demostrarle a la gente que son muy dañinos pero al final, el mensaje se malinterpretó.  “La letra chica no se lee entonces lo que le queda a la gente es la frase”, se quejaron algunos. Pero desde el Municipio insisten en que es una manera de promover la reflexión.

¿Vos qué opinás? 

campaña

 

NOTA COMPLETA