Dic 042017
 

El fin de semana, Luciana empezó a presionar en Twitter a Redrado para que blanquera algo ‘a sus hijos y a la socidad’. Los mensajes desataron una catarata de especulaciones y ella, en vez de aclarar un poco la cuestión, siguió sembrando dudas.

‘No voy a hablar porque di mi palabra’, ‘sería bueno que nazca de él, como ya se lo pedí anteriormente sin éxito’, ‘me está afectando mucho a mi en lo personal a días de ser mamá’, fueron algunas de las frases bomba que tiró potenciando el misterio.

A raíz de todo esto, hubo quienes la acusaron de ‘extorsionar’ al economista con una información que evidentemente, no estaba dispuesto a contar en público. Y Luciana explotó. “Bueno quedará así. Me pone mal porque él sabe que esto me lastima pero en fin, soy lo suficientemente fuerte para bancármelo aunque sea muy injusto vivirlo en estos días. Pero la vida es sabia y recompensa a quien obra bien”.

 

NOTA COMPLETA