Dic 062017
 

Hace alguno días, la iraní Sahar Taabar alcanzó la fama mundial cuando se viralizaron algunas fotos de su cuenta de Instagram, donde mostraba la transformación de su rostro tras unas 50 cirugías que se había realizado con un solo objetivo: parecerse a Angelina Jolie.

Muchos de sus 300 mil seguidores se burlaban de cómo le había quedado la cara (que lejos estaba de parecerse a la de Angelina) y otros dudaban de que en realidad se hubiera sometido a alguna operación, sospechando de que se trataba de alguna trampa fotográfica. Y finalmente fueron estos últimos los que tuvieron razón.

La adolescente de 19 años confesó que efectivamente todo se trata de una broma y que le divertía transformarse en una “novia cadáver” utilizando maquillaje y Photoshop. “Cada tanto, subo una foto y hago mi cara más divertida. Es una forma de expresión, una forma de arte”, dijo al sitio Sputnik. “Mis fans saben que no es mi rostro real”.

Sahar, contó, sin embargo, que sí hizo algo para parecerse a su ídola de Hollywood: se sometió a una tremendamente estricta dieta con el objetivo de alcanzar un peso de 40 kilos como el de la actriz.

NOTA COMPLETA