Ene 152018
 

La foto del niño chino que llegó completamente congelado al colegio está dando la vuelta al mundo. Wang Manfu tiene que caminar más de una hora y media para llegar a su escuela, ubicada en la zona rural de Zhaotong, en China, y debido a las bajas temperaturas que están azotando a la zona, llegando a los -12 grados centígrados, el pequeño apareció en el aula con todo el pelo blanco. 

Proveniente de una familia muy pobre, Wang tenía asistencia perfecta y quería mantenerla, por lo que hacía el esfuerzo de ir al colegio absolutamente todos los días, sin importar el estado del clima. 

Al ver al niño en ese estado, sus docentes iniciaron una campaña para ayudar económicamente a su familia, para que puedan construirse una casa más cerca de la institución. «Amo la escuela. Nos dan pan y leche para el almuerzo. Y aprendemos muchas cosas en clase», declaró Wang en una entrevista. 

 

 

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.